jueves, 29 de octubre de 2015

Cuando a un atleta le cortan las alas

Muy buenas runners.

Un runner se levanta por la mañana y entrena con toda la normalidad del mundo. Quizás otros entrenan por la tarde, después de trabajar. Los hay noctámbulos que
incluso entrenan de noche. Los entrenos son básicos para mantener nuestro cuerpo a tono y son  los Domingos, generalmente, los días en los que competimos y ponemos a prueba esos entrenamientos, intentando superarnos y mejorar nuestras marcas. Esa  dinámica  de entrenamiento y competición son la esencia del running. Ponemos nuestro cuerpo al límite y le exigimos cada vez más pero, ¿qué pasaría si, de repente, fruto de una enfermedad repentina, no pudiésemos entrenar y competir más al mismo nivel que teníamos antes?

Joan Boada, natural de Barcelona y director de la agencia de viajes especializada en marathones SporTravel, no es un runner, es un atleta en mayúsculas. Cuando llevas 38 marathones a tus espaldas, has sufrido 5 ironman, y tienes innumerables 10k y 21k en tu curriculum, la palabra runner se te queda corta. En Mayo de 2015 Joan sufrió un ICTUS  y su vida cambió drásticamente tanto en lo personal como en lo deportivo. Ello me movió a saber más de esta persona y hacerle una entrevista en el Institut Guttmann para poder enseñaros, compañeros runners, que lo que consideramos un acto tan cotidiano y mecánico como correr puede truncarse de un día a otro.



RunningBCN: Joan, tú tienes tu rutina personal y deportiva, ¿cómo notas los primeros síntomas del ICTUS?
Joan Boada: Todo comenzó con un mareo, yo no le di importancia pero mi mujer me convence para que vayamos al médico, inicialmente no lo detectaron así que me volví a casa, haciendo vida normal. Unos días después los síntomas se hicieron más evidentes, por la mañana en la cama, mi cuerpo quedó paralizado, no podía articular palabra, estaba asustado. Fuímos en ambulancia para el hospital y allí me diagnostican el ICTUS. Esos dos días que perdí entre en mareo y la hemiplejia no sé hasta que punto fueron importantes.

RunningBCN: ¿Sabías lo que era un ICTUS antes de haberlo sufrido?
Joan Boada: No tenía ni idea! Yo creía que era una cosa que les pasaba a las personas mayores. Incluso lo conocía con el nombre de embolia cerebral. Me costó asimilarlo porque yo no fumaba, con una dieta razonable. Desde luego me pilló con total sorpresa.

RunningBCN: Somos conscientes de la afectación física del ICTUS pero ¿cómo te afecta  psicológicamente cuando te diagnostican el ICTUS?
Joan Boada: Para mí lo más importante era la afectación cognitiva, aún me recuerdo en la UCI, incapaz de articular palabra pero planteándome problemas matemáticos, intentando evaluarme a mí mismo para saber si había perdido capacidad cognitiva. Las pruebas cognitivas realizadas aquí en Guttmann me confirmaron que no hubo dicha afectación por suerte y ello se debe a que fue un ICTUS que dañó sólo el cerebelo.

RunningBCN ¿Qué perspectivas tienes con tu recuperación de cara al futuro?
Joan Boada: Tengo buenas sensaciones de cara al futuro, en gran parte gracias a mi rehabilitador "Fini" de aquí de Guttman, como ya has visto camino más o menos erguido. Con la voz, coordinación y equilibrio soy consciente que aún tengo trabajo por hacer. He ido trabajando con bicicleta y natación.:Aquí en el Instituto Guttmann tienen unos recursos impresionantes y confío mucho en ellos. Mi deseo es un triatlon para el año que viene, poco a poco voy recuperando. Tengo ciertas limitaciones lógicamente, no puedo escribir todavía, pero con esfuerzo y dedicación ganaré gran parte de lo perdido.

RunningBCN§¿A nivel competitivo te mantienes optimista?
Joan Boada:  Soy consciente de que esta situación conlleva un período de adaptación. Antes hacia un 10.000 como si nada y ahora hago 2 km con mucha dificultad. Debo mentalizarme y entender que el ahora no es el antes. Yo creía que, siendo Joan Boada, me recuperaría sin problemas, pero esto es lento y mi capacidad física no es la de antes. Antes entrenaba con otro triatletas a nivel experto y ahora estoy en fase iniciación.



Hoy runners, día mundial del Ictus, quiero hacer un llamamiento a la reflexión. Hacer eco que todos nosotros podemos ser víctima de esta terrible enfermedad. Si este post ha sido de vuestro agrado, ruego lo compartáis.

Un saludo guerreros/as.